HIPERHIDROSIS
La Hiperhidrosis es un trastorno producido por la sobreestimulación del sistema nervioso simpático (que junto al sistema parasimpático forman el sistema nervioso autónomo, que comanda todas las funciones no conscientes del organismo), produciéndose un aumento de la sudoración de todo el organismo, en especial de cara, axila, manos, y pies.
¿Porqué Sudamos?

El sudor es una de las formas que emplea el organismo para controlar su temperatura, proceso que se denomina Termorregulación y que es controlado por la Corteza Cerebral y el Hipotálamo, los cuales comandan todos los procesos ligados a la producción y eliminación del calor corporal.

Normalmente, cuando aumenta la temperatura corporal, estas estructuras envían impulsos eléctricos a través de los Nervios Simpáticos hasta las glándulas sudoríparas para que produzcan sudor, el cuál al evaporarse en la superficie de la piel, disminuye la temperatura del organismo.
Para esto, el cuerpo humano posee entre 2 a 4 millones de glándulas sudoríparas, las cuales se encuentran distribuidas de forma heterogénea, concentrándose principalmente en las palmas de las manos, cara, axilas y plantas de los pies.

¿Cuales son las Consecuencias de la Hiperhidrosis?

Este trastorno no solo produce las consecuencias propias de la hipersudoración, sino también:
Trastornos cutáneos: Maceración de la piel, aumento en la frecuencia de infecciones bacterianas y por hongos, mal olor (Bromhidrosis).
Trastornos Psicológicos: Las alteraciones sociales que conlleva el tener que cambiarse de camisa o blusa numerosas veces durante el día, la vergüenza de extender la mano, acariciar a otro con la mano húmeda, el humedecer los libros, papeles o billetes que se tocan, etc., producen un sinnúmero de alteraciones psicológicas que dificultan enormemente la vida emocional, laboral y familiar de la persona aquejada de Hiperhidrosis.
DESCUBRE TU NIVEL DE SEVERIDAD