Grados de Severidad de la HIPERHIDROSIS
La Hiperhidrosis tiene 3 grados de Severidad:

Hiperhidrosis Localizada Leve

El tratamiento de la Hiperhidrosis Leve recae en el Dermatólogo, quién luego de una minuciosa evaluación, habitualmente recomienda el uso de desodorantes y cremas especiales en base a Cloruro de Aluminio, los que se encuentran ampliamente en el mercado.
Estos se supone que actúan a nivel de los conductos glandulares, obstruyéndolos y promoviendo la atrofia de las células secretoras.
Requiere de aplicaciones seriadas nocturnas y tienen hasta un 98% de efectividad a este grado de severidad de Hiperhidrosis.
Su principal efecto secundario es la irritación de la zona tratada, lo que habitualmente motiva la descontinuación de su uso.

Hiperhidrosis Localizada Moderada

La Hiperhidrosis Moderada es resorte de tratamiento del Dermatólogo, quién dependiendo de la localización de la hipersudoración, tiene a su disposición herramientas como:

  • Iontoforésis: Terapia consistente en la exposición de la superficie cutánea afectada a impulsos de corriente eléctrica de bajo voltaje. Se teoriza que su efecto se debe a la hiperqueratosis que se provoca a nivel del ducto ecrino y también al bloqueo del gradiente electroquímico glandular.
    Su aplicación es en sesiones en un inicio trisemanales, que se van espaciando en el tiempo dependiendo de la mejoría observada.
    Reduce hasta en un 81% la sudoración palmar y sus principales efectos secundarios son eritema (enrojecimiento de la piel), dolor local, parestesias (sensación de hormigueo, entumecimiento, ardor o pérdida de la sensibilidad).
  • Medicamentos Orales: Existen descritos en la literatura médica, múltiples medicamentos que ayudan al tratamiento de la hiperhidrosis, entre los que se cuentan: anticolinérgicos, antidepresivos de varios tipos, ansiolíticos, betabloqueadores, bloqueadores de los canales de calcio, etc. Cualquiera de estos medicamentos deben ser indicados y controlados por un especialista, puesto que no están exentos de efectos secundarios y contraindicaciones, ya que son en su gran mayoría de uso de otras enfermedades que tiene efectos beneficiosos para los pacientes portadores de Hiperhidrosis.
  • BOTOX: Tratamiento consistente en la inyección subcutánea de Toxina Botulínica (ampliamente conocida por su uso en terapia cosmética), en las zonas con exceso de sudoración. Su uso se basa en el efecto de la toxina como bloqueador del estímulo nervioso que activa las glándulas sudoríparas.
    Tiene una efectividad del 90% en la reducción de un 50% de la sudoración axilar y una duración de 3 a 7 meses, después de lo cual se debe de repetir su inyección.
    NO debe ser utilizada en niños, ni embarazadas y su uso en palmas y plantas es doloroso, por lo que se requiere generalmente de sedación durante el procedimiento.

Hiperhidrosis Localizada Severa

El tratamiento de la Hiperhidrosis Severa y de las personas que no responden al tratamiento dermatológico en cara, axila y manos esta reservada al Cirujano Torácico.

La cirugía es el tratamiento con mejores resultados disponible en la actualidad, consiste en la simpatectomía o simpaticotomía, procedimiento en el que se seccionan las cadenas formadas por el nervio simpático por su paso a través del tórax con el fin de bloquear permanentemente los estímulos cerebrales hacia las glándulas sudoríparas. Esta técnica se realiza hoy en día por videotoracoscopía y su principal ventaja es la inmediata resolución de la hipersudoración.
Para Hiperhidrosis plantar el tratamiento quirúrgico se encuentra en fase experimental y aún no disponible en nuestro país.
El siguiente cuestionario te dirá tu grado de severidad
Cirugía de la Hiperhidrosis
La cirugía de la Hiperhidrosis consiste en la simpatectomía o simpaticotomía por videotoracoscopía. Este procedimiento consiste en la sección de las cadenas formadas por el nervio simpático torácico, entre los ganglios que éste posee sobre las 2ª a 4ª costillas (dependiendo de la zona afectada) y también de las posibles interconexiones nerviosas entre dichos ganglios, a ambos lados del tórax.
Esta técnica es realizada por nuestro equipo, utilizando dos pequeñas incisiones a la altura de la axila: una de 3 mm. y la otra de 3 ó 5 mm. (dependiendo del tamaño del paciente).
A través de estas pequeñas incisiones se introducen la cámara y los instrumentos quirúrgicos con los que se secciona la cadena simpática.
Una vez seccionada la cadena simpática del lado derecho del paciente, se realiza la del lado izquierdo. La duración aproximada de la cirugía es de menos de una hora, requiere anestesia general y de un día de hospitalización. La reincorporación a la vida cotidiana es muy rápida y se lleva a cabo luego de 24 a 48 horas.

Resultados

En general el éxito de esta operación es superior al 95%, dependiendo de la zona a tratar:
  • Hiperhidrosis Palmar: 99%
  • Hiperhidrosis Axilar y Facial: 95-96%


Efectos Secundarios
Su principal efecto secundario es la Sudoración Compensatoria, trastorno en el cual el organismo desvía el estímulo de la sudoración hacia zonas no intervenidas, como espalda, pecho, abdomen y piernas. Habitualmente se presenta como un aumento de la sudoración de las zonas antes mencionadas, que con el pasar de las semanas disminuye hasta pasar desapercibida.
Este es un efecto que se observa frecuentemente de manera leve, sin embargo, esta puede ser severa en aproximadamente el 1 al 8% del los casos. Es por este motivo que la indicación quirúrgica debe conversarse seria e informadamente entre cirujano y paciente, analizando los beneficios que otorga, versus el riesgo de la sudación compensatoria.

Contraindicaciones de la Cirugía
Estas son escasas y principalmente corresponden a pacientes que son portadores de: Bradicardias extremas (Ojo los Deportistas de Alto Rendimiento), vagotonías y disautonomías con lipotimias frecuentes.
Pese a que no es una contraindicación absoluta, los pacientes obesos deben tener en cuenta que tienen un alto riesgo de Sudoración Compensatoria, por lo que se sugiere fuertemente el posponer la intervención hasta lograr la mayor corrección de su IMC posible.

Riesgos y Complicaciones
Como toda intervención quirúrgica, la Simpatectomía por Videotoracoscopía posee complicaciones, los cuales pese a ser extremadamente poco frecuentes, existen: hemorragia, Infecciones, neumotórax, derrame pleural y muy rara vez Síndrome de Horner (caída transitoria y parcial de un párpado).