Llamamos hiperhidrosis a la sudoración excesiva e inusual que produce nuestro cuerpo para regular su temperatura. En algunas ocasiones nuestro cuerpo tiende a transpirar más de lo habitual: En el embarazo o cuando hacemos deporte. Entonces, ¿Cómo saber si es hiperhidrosis?

 Este exceso de sudoración se da en zonas del cuerpo como   palmas de las manos, en palmas y plantas de los pies, axilas, cráneo facial.

Cuando está asociada a enfermedades como hipertiroidismo, menopausia, obesidad, tuberculosis, entre otras; se habla de hiperhidrosis generalizada o secundaria, la que se soluciona tratando la enfermedad a la que está relacionada.

Pero cuando hablamos de hiperhidrosis primaria o localizada, nos referimos al exceso de sudoración que no tiene una causa aparente y que llega a nuestra vida de un momento a otro.

Esta enfermedad tiene como gran problema que afecta a la calidad de vida de quienes la padecen. Llegando incluso a convertirse en un factor invalidante ya que va limitando a las personas en sus relaciones sociales y laborales.

Aunque hoy en día no existe un examen específico para diagnosticarla, la historia clínica del paciente y el exámen físico juegan un rol fundamental.

Los tratamientos que se pondrán en marcha dependerán del nivel de severidad que tenga el paciente, donde la cirugía es una gran solución para aquellos con hiperhidrosis severa.

¿Te gustaría saber que nivel de hiperhidrosis tienes?

¡Te invitamos a que te hagas nuestro TEST  completamente gratis!